pep.zone
Welcome, guest. You are not logged in.
Log in or join for free!
 
Stay logged in
Forgot login details?

Login
Stay logged in

For free!
Get started!

Text page


kitylove.pep.zone

LA HISTORIA DE JEANRA



En pocos días, se va a cumplir un año desde que conocí a Shanon, increíble la forma en la que nos ha cambiado la vida a las dos en este tiempo. Quiero dedicar nuestra historia, al amor, a todas esas mujeres que aman de corazón, y todas aquellas que como yo han descubierto lo maravilloso de esas cuatro letras que separadas de un sentimiento real no significan nada. ¿Escéptica?, creo que esa es la palabra que puede aplicarse a mí, cuando se hablaba de relaciones a distancia, y más cuando se hacen por Internet, o bien cuando se utiliza este medio para conocer a alguien. Me divertía leyendo siempre lo que otras escribían en los chats, y así trataba de relajar lo pesado de mi día de trabajo. Leía un perfil por aquí, otro por allá... la verdad me aburría un mundo, hasta esa noche extraña. Quizá fue el nick que usaba, tal vez fue que así me sentía yo en ese momento, pero aquella SOLITARIA despertó mi curiosidad. Recuerdo que le saludé cortésmente y no respondió a mi saludo, aún así me atreví a dejarle mi correo personal. Tarde en mi cama pensaba en lo osada que había sido. Increíblemente, aquella mujer respondió a mi mensaje con un mail muy propio de ella, donde se disculpaba por no haberme contestado en su oportunidad, y agradeciendo el mensaje que allí le había dejado. Así comenzamos nuestra relación amistosa, pero algo pasó entre las dos, algo que hoy día, ninguna de las dos logra definir. Ella me hablaba de su vida, de sus planes y de su amor. Yo le contaba un poco de mi vida, de mi presente, y de mi desamor. Esa mujer me inquietaba, sin razón aparente. Me preguntaba en qué momento de mi vida, me enloquecí como para estar pensando en una mujer sin rostro. Ya había escuchado su voz, tan dulce, tan suave, que imaginar a la persona que era su dueña no podía estar tan lejos de la realidad. Y así era, tengo vívido en la mente el recuerdo de la impresión que me causó ver su fotografía. Simplemente hermosa, tal vez no esa hermosura que hace girar la cabeza a hombres y mujeres en la calle pero, si esa belleza dulce que te atrapa, que te hace sentir parte de lo más suave que pueda sentirse. Me enamoré, sin que ella hiciera nada para que sucediera algo así. Sus planes en ese momento eran los de conocer a alguien más, a quien ella había esperado mucho tiempo. Pero yo le inquietaba, y eso me dio una esperanza para luchar; para pedirle entre lágrimas que si entraba en aquella cama mi presencia en su vida no tendría sentido alguno. Creo que es conveniente decir a quien lea este pequeño relato, que Sharon vive en Europa, mientras que yo vivo en suramerica, una razón más para pensar que esto era una locura. Pero en nuestra ilusión de esperar que esto fuese el sueño que tantas veces a escondidas soñamos, fuimos más allá. Así que el invierno me llevó a su lado. Más de 12 horas de vuelo, un país desconocido, y el corazón latiendo a más no poder en el pecho. Y allí estaba a la salida del aeropuerto con su ramo de rosas de colores, donde destacaba una rosa azul, mi favorita. Dios, verla frente a mí fue confirmar que me había robado el corazón, no sabia que hacer, es más, no me atrevía a hacer absolutamente nada. Es muy distinto prometer la luna por Internet, que tener a esa persona frente a ti, al alcance de tus manos, poder sentir su respiración, verle caminar a tu lado. La reacción de Shanon me asustó un poco, sus palabras al verme, no fueron las que esperaba. "Eres jovencita"... vi temor, incertidumbre en su mirada. Sentí un gran vacío en mi estomago, tal vez si había cometido una locura después de todo, como tanto me dijeron mis amistades. Tal vez lo había dejado TODO por alguien que solamente estaba confundida conmigo. Sea como sea, no perdería la oportunidad de acariciar su hermoso cabello negro. Tan suave, tan delicado, aquel mechón se deslizo entre mis dedos, y en ese momento nuestras miradas se encontraron, y ese chispazo que sentimos la primera vez que conversamos se encendió nuevamente. Ya no hicieron falta palabras. Esa noche me fundí con ella en la más hermosa de las entregas, una entrega que no estaba planificada. Aquella mujer madura descubrió lo maravilloso que es sentir a una mujer, y yo le dejé hacer, le dejé explorarme, sin prisas, con el más puro amor que ella despertó en mi. Fueron tres meses de conocernos, de superar muchos obstáculos, de amarnos... no fue fácil; pero como dice el cantante lo fácil siempre termina pronto. A los cuarenta años no es fácil enfrentar al mundo con una verdad, del tamaño de la nuestra. Pero hasta en los momentos más difíciles se impuso esa sensación de que estábamos encaminadas a hacer realidad ese sueño en común que llevábamos dentro. Hicimos un pacto de amor, sin cadenas... una entrega libre, donde quien sea prisionera, lo será en un amor sin barreras ni candados. Regresé a mi país con el corazón triste, pero pleno de amor. Pensaran que la distancia ha mermado lo que comenzamos hace casi un año... bueno, tengo que decirles que no ha sido así. En la distancia se ha fortalecido el sentimiento, se han disipado las dudas... en la distancia decir "te amo" tiene otro significado, uno tan fuerte que nos va a llevar al altar en poco menos de un año. Este es mi regalo de aniversario para ti chinita, dejar que otras mujeres conozcan un poco de nuestra historia. A quienes en este momento, se encuentre pasando por una historia similar o que simplemente no se decida a VIVIR su vida como desea realmente, yo les digo, luchen, luchen sin descanso por la persona que aman... la felicidad no dura 24 horas, pero que bonito es pasarse el resto del día pensando en ese ratito dichoso que tuvimos. A quienes como yo no conocieron antes el amor, créanme que no hay entrega más hermosa que la que se hace poniendo el corazón en la cama. Luchen y que el amor no pase sin detenerse en su puerta...


This page:




Help/FAQ | Terms | Imprint
Home People Pictures Videos Sites Blogs Chat
Top
.